Organismos hispanos de coordinación de las AD se unen

Organismos hispanos de coordinación de las AD se unen

Don't miss any stories. Follow AG News!



Más allá de la lengua común y la cultura, los hispanos de las Asambleas de Dios están unidos por su misma fe pentecostal y compañerismo. Ahora dos organizaciones fraternales y latinas de las AD se han fusionado y extendido más allá de las Américas, dándole la bienvenida a casi todos los de su diversidad étnica, incluyendo a aquellos en la diáspora global, dondequiera que vivan.

Establecida en Guayaquil, Ecuador, y siendo nombrada para reflejar la duración global de la organización, esta hermandad hispana de asambleístas de todo el mundo o FRAHMAD (Fraternidad Hispana Mundial Asamblea de Dios) es la unión de los anteriores organismos de coordinación denominados CELAD (Consejo Ejecutivo de las Asambleas de Dios), que representó a los adherentes e iglesias asambleístas en América Central, el Caribe, y CADSA (Confraternidad Asambleas de Dios de Sudamérica), que está compuesta solamente en ese continente.

La organización consecuente es más fuerte que sus más pequeños predecesores, según el Vice-Presidente de FRAHMAD, Sergio Navarrete, Superintendente del Distrito Sur del Pacífico, localizado en La Puente, California.

"El objetivo principal es compartir becas y recursos, no sólo localmente y nacionalmente, pero ahora de forma global", dice Navarrete. "Al unir fuerzas, estamos plantando iglesias de habla hispana en todo el mundo y estamos desarrollando más líderes. Cuando unimos nuestras fuerzas, nos ayudamos mutuamente".

Entre las formas concretas que FRAHMAD ha logrado esta cooperación es a través de congresos, capacitación en liderazgo, y eventos de desarrollo, afirma.

Navarrete señala que más de 33 millones de adherentes de las Asambleas de Dios, casi la mitad de la los 69 millones que forma la hermandad en todo el mundo, son hispanos. Además, de las 370,000 iglesias de las Asambleas en el mundo, más de 100,000 son hispanas. Reconociendo que al unificarse, cada área de alcance y cuidado puede ser más eficaz, FRAHMAD ha establecido directores en todo el mundo para varios ministerios, incluyendo misiones, educación bíblica, cuidado pastoral, plantación de iglesias, familias, niños, damas y jóvenes.

Por su parte, el trabajo de Navarrete como Vicepresidente de FRAHMAD consistirá en ayudar a facilitar el crecimiento en cada área del ministerio, "facilitar lo mejor que el Reino de Dios tiene en los pastores e iglesias de lo que Dios nos ha dado en todo el mundo". Además, asistirá en la implementación mundial de la visión del Presidente de FRAHMAD, Ricardo Castillo, quien es el Superintendente de las Asambleas de Dios de Costa Rica.

David A. Ellis, Director Regional de América Latina y el Caribe para las Misiones Mundiales en Springfield, Missouri, señala que parte del carácter distintivo de FRAHMAD delante de sus predecesores es su invitación a las congregaciones hispanas de las Asambleas dondequiera que existan, no sólo en América Latina y el Caribe.

"Tenemos grupos de iglesias hispanas que van dirigidas a posiblemente convertirse en un distrito, pero todavía no se consideraban un distrito", dice Ellis. "Quieren pertenecer, asociarse con FRAHMAD, y ahora hay un lugar para ellos". Incluidos por primera vez no sólo están los 14 distritos hispanos de los Estados Unidos, sino también congregaciones hispanas de las Asambleas en Canadá, España, Europa, Asia, Australia y África.

Ellis señala que las necesidades de los pastores e iglesias hispanas varían por país, región y situación económica. Las necesidades en Venezuela son distintas que las de Argentina, México o Estados Unidos.

Líderes hispanohablantes de la iglesia a menudo le dicen a Ellis que su deseo es ver más iglesias plantadas; el derramamiento del Espíritu de Dios; más formación para los que Dios está levantando como pastores, evangelistas y maestros; un enfoque renovado sobre los niños; énfasis en el alcance de compasión; y más atención a los estudiantes universitarios.

"He recibido correos electrónicos solicitando directores de escuelas bíblicas, más profesores, plantadores de iglesia", dice. "Cuando hablamos, quieren saber si podemos enviar misioneros que puedan ayudar a plantar".

América Latina ha disfrutado algo de avivamiento, y Ellis espera que eso continúe.

"Las generaciones venideras reconocen y entienden la necesidad de agarrar esta antorcha del Espíritu Santo y ministrar en poder", dice Ellis. "Estamos orando para que la siguiente generación tenga un compromiso aún mayor y desee plantar iglesias y equipar a sus trabajadores".

Related Articles