América Ora

América Ora

Don't miss any stories. Follow AG News!



En enero del 2017, el estado de Nuevo México enfrentó serias necesidades. El déficit presupuestario se acercó a los $250 millones, las tasas de criminalidad aumentaron y uno de los empleadores más grandes del estado, Intel, eliminó empleos.

En medio de esta crisis, los pastores de toda la llamada Tierra del Encanto comenzaron a orar. Brian D. Alarid, pastor fundador de la Iglesia Pasión en Albuquerque, encabezó el esfuerzo. Alarid comenzó un movimiento llamado América Ora, diseñado para unir a las iglesias locales en oración por las ciudades y estados durante las 24 horas.

"Lo primero que los pastores de Nuevo México quisieron hacer fue orar por la economía," recuerda Alarid de 45 años. "Lo segundo fue el crimen." Este movimiento para orar reunió a congregaciones de todos los trasfondos, cada una tomándose un turno mensual de 12 o 24 horas de oración.

"Ha sido realmente extraordinario," dice Alarid. “Estamos viendo iglesias afroamericanas, iglesias latinas, e iglesias nativas americanas que se unen para orar y servir. Hemos visto caer los muros.”

En dos años, Nuevo México pasó de un déficit presupuestario a un superávit de $1.2 billones. Si bien Alarid reconoce los esfuerzos legislativos de cooperación, cree que el poder de los esfuerzos de oración unida es la fuerza innegable detrás de este progreso.

"Obviamente, el trabajo duro y las reglas tuvieron que ver, pero ese es un cambio tan grande que cualquier político pueda acreditarse," dice Alarid.

Aunque el presupuesto estatal mejoró dramáticamente, revertir las actividades ilegales resultó más difícil. Mientras continuaban orando, Alarid contactó al Jefe de Policía de Albuquerque Mike Geier, para decirle cómo los cristianos podrían ayudar y apoyar a la comunidad y socorrerlos para reducir el crimen.

La reunión se convirtió en una asociación. Los participantes de New México Ora comenzaron a interceder diariamente por el departamento de policía y les proporcionaron una base de datos de recursos comunitarios basados en la fe para que el departamento de policía los aproveche. Casi todas las iglesias tenían algo que ofrecer.

"La mayoría de las veces, inclusive una iglesia de 80 miembros puede hacer cambios de aceite para las madres solteras," dice Alarid. "Una iglesia de 200 miembros podría tener una despensa de alimentos o un grupo de recuperación de adicción." La combinación de fe y obras dio resultados. A fines del 2018, las tasas de criminalidad comenzaron a caer: El robo disminuyó un 36 por ciento, el robo de automóviles se redujo a un 31 por ciento y el asesinato disminuyó a un 10 por ciento.

El pastor local David C. Cooper dice que asociarse con el departamento de policía en oración incluso está ayudándoles a sanar las heridas del 2014, cuando los agentes dispararon y mataron a James Matthew Boyd, de 38 años, un afroamericano sin hogar y con enfermedades mentales.

"Es esencial que la comunidad de fe se asocie con el departamento de policía," dice Cooper, pastor de Iglesia Bautista del Evangelio Completo Nueva Esperanza y miembro de la junta de asesoramiento de América Ora. “Este viaje es como ir de Nueva York a California a pie; estamos en algún lugar cerca de Ohio. Hemos recorrido un largo camino sin embargo hay mucho más por recorrer.”

La red América Ora se ha extendido a 10 estados adicionales en los E.U. así como a nueve países extranjeros.

Related Articles