Clay insta a la familia de las AD a celebrar el llamado de Dios

Clay insta a la familia de las AD a celebrar el llamado de Dios

Don't miss any stories. Follow AG News!



ORLANDO, Florida — En un mensaje apasionado y honesto sobre la comprensión y celebración del llamado de Dios, el Superintendente General Doug Clay dio su discurso principal a una audiencia de casi 7,000 en el Concilio General la noche del jueves en el Centro de Convenciones del Condado de Orange.

"Nuestra vocación no es un trabajo — es mucho más grande de lo que hacemos para ganarnos la vida," declaró Clay. "Es la definición del propósito de Dios para nuestras vidas."

Usando como referencia Juan 15:16a, Clay pasó a examinar el ciclo del llamado de Dios sobre la vida de una persona y la típica experiencia con "el llamado."

Clay explicó que el llamado típico de Dios comienza con la revelación — el llamado, seguido por una vacilación — cuestionando la divinidad del llamado, la motivación — poniéndolo a uno en una posición de preparación, la iniciación —saliendo de ella, la racionalización — ¿realmente escuché de Dios?, y la tentación — ¿Sabía Dios realmente lo que estaba haciendo cuando me puso aquí?

Y con ese paso final del ciclo, Clay apuntó hacia 1 Corintios 7:17a¡Donde te encuentras ahora mismo es el lugar de Dios para ti!

"Quiero hablarles acerca de cómo dejar que el Espíritu Santo renueve el gozo en su llamado," explicó Clay.

Después de leer 1 Corintios 1:24-31, Clay observó que nuestro llamado es de Dios, que es un llamado que da luz, crea visión e incluso levanta a los muertos — de la manera como Lázaro respondió al llamado de Jesús.

Citando a Jeremías 1:5a (NCV) y Efesios 2:10 (LB), Clay continuó: "La satisfacción en el ministerio no tiene tanto que ver con la ubicación geográfica como con las relaciones verticales y horizontales."

Clay luego expresó su oración que dondequiera que una persona sirva, el lugar literal donde Dios los haya colocado, que "se enamore del lugar de su llamado."

Instó a los miembros de las AD a no caer en la tentación de observar otros pastos, sino a aprender "a extraer las oportunidades de diamante donde estás."

Cambiando ligeramente la dirección, Clay observó que el llamado de una persona incluye ser parte de la familia de las Asambleas de Dios.

"Podemos abrazar a todo el cuerpo de Cristo, y al mismo tiempo administrar nuestra lealtad a nuestra familia inmediata," dijo Clay. "Reto a que nosotros, si está compenetrado, entremos con todo."

¿Qué significa ser de las Asambleas de Dios? Clay proporcionó una clara identidad: Compromiso bíblico, empoderamiento espiritual y participación en misiones.

"Quiero ser conocido como la iglesia que cree en el poder y la inspiración de la Escritura, ser conocido como la iglesia que cree en los milagros, y ser conocido como la iglesia que al mismo tiempo cree y practica los dones del Espíritu y el fruto del Espíritu," declaró Clay.

Clay también dirigió su atención a la cuarta y posteriores generaciones de la iglesia, las cuales algunos típicamente dicen que ni siquiera conocen la fe de la primera generación.

"Quiero que los estudiantes de esta fraternidad sepan que nuestra generación está enamorada apasionadamente de Jesús, que todos estemos enfocados en las Escrituras, el Espíritu y las misiones," dijo Clay, agregando después, "pero quiero que experimenten su propio Pentecostés."

Abordando el asunto de las personas, Clay concordó que se necesita el afecto de Cristo (Filipenses 1:8) para amarlos, ya que a veces los no redimidos y redimidos no son fáciles de amar.

Luego Clay hizo una declaración poderosa. "Se trata de servir a la gente. Si el servir está por debajo de ti, entonces el liderazgo está muy por encima de ti." Animó a la audiencia a hablar con Dios sobre la gente y a enamorarse de las personas que Dios les ha llamado a dirigir.

Reconociendo que algunos tienen dificultades con su llamado, Clay explicó que cada persona tiene una singularidad creada por Dios para manejar la tarea de su llamado.

Instó a los creyentes a que no dejen que su propio lenguaje sea más llamativo que el lenguaje de Dios, contrastando su descubrimiento personal al leer sobre cómo superó este hábito en Job 3:25 (Nueva Versión KJ) y el poder abrumador del lenguaje de Dios en Josué 1:5-9.

Clay después ilustró su punto, revelando cuán negativo es nuestro lenguaje, ya sea al decir que el llamado parece imposible, aterrador, demasiado difícil de entender, o incluso si hay un factor pecaminoso, este es transformado por el lenguaje de Dios, quien hace que todas las cosas sean posibles, nos recuerda que el espíritu de temor no es de El, que nos ofrece su entendimiento, y él es fiel para perdonar.

"Es mi deseo que muchos de nosotros seamos bautizados con un Espíritu de entusiasmo para vivir nuestro llamado," concluyó Clay. ¡No dejes que las excusas comunes que el enemigo usa tales como no puedo, no sé cómo, no tengo tiempo, me temo, no puedo pagarlo, o estoy muy solo, evite que operes con el entusiasmo de tu vocación.

Al llamar a la gente al altar, Clay dijo: "El enemigo tal vez esté usando una de esas excusas para evitar que tengas gozo al celebrar a la gente, el lugar o la tarea de tu llamado... Creo que el Espíritu Santo quiere bautizarlos con el Espíritu de gozo para su asignación ministerial."

Cientos se presentaron para presentar a Dios sus excusas y reclamar las promesas y el gozo de Dios.

Para ver el servicio completo del Concilio General del jueves por la noche, incluyendo la producción entre bastidores antes del servicio, vaya a la página de Facebook de las Asambleas de Dios USA.

Related Articles