Los delegados rechazan la redefinición del rol del Asistente Superintendente General

Los delegados rechazan la redefinición del rol del Asistente Superintendente General

Don't miss any stories. Follow AG News!



ORLANDO, Florida — Propuestas para que el cargo del asistente superintendente general no sea residencial, así como una puesto que sea elegido por el Presbiterio General en lugar de ser elegidos por los delegados de la asamblea, desató un debate en la sesión de apertura de los negocios del Concilio General de las Asambleas de Dios el 2 de agosto en Orlando.

A raíz de la decisión de que el Asistente Superintendente General Alton Garrison no procuraría la reelección, el Presbiterio General propuso que esa posición no sea residencial. Actualmente, el asistente superintendente general es uno de los seis miembros del Presbiterio Ejecutivo que trabaja a tiempo completo en las oficinas administrativas nacionales en Springfield, Missouri. Los 15 miembros restantes del máximo organismo de promulgación de reglamentos de la fraternidad se reúnen cinco veces al año para tener una reunión de dos días.

La resolución fallida decía: "El Equipo de Liderazgo Ejecutivo y toda la fraternidad estaría mejor atendida por un oficial ejecutivo no residente."

En un cambio complementario propuesto en el pasado, una resolución sugería que en lugar de aceptar las nominaciones del asistente superintendentes general desde la asamblea, "al Presbiterio General, que actúa como comité de nominaciones, se le encargaría la responsabilidad de hacer una investigación cuidadosa sobre las calificaciones y la aptitud general de los candidatos disponibles."

El tema debatido despertó un fervor entre los proponentes y los opositores. Bradley T. Trask, pastor principal de la Asamblea de Dios de Brighton en Michigan, patrocinó una enmienda que pasó a eliminar una propuesta donde el Presbiterio General en lugar de elegir las nominaciones desde la asamblea determinaría sus candidatos.

Trask, cuyo padre Thomas E. Trask sirvió como superintendente general de 1993 al 2007, dijo que el puesto debería estar abierto para cualquier ministro ordenado de las AD independientemente de su estatus, en lugar de unos cuantos selectos.

El Presbiterio General, un órgano de 360 miembros compuesto por los representantes de los 67 distritos y redes de las AD, sugirió que el Concilio General votara para autorizar al Presbiterio Ejecutivo de 21 miembros a elegir la vacante de la posición del asistente superintendente general hasta la reunión bienal del 2021. El Presbiterio General es el máximo organismo de promulgación de reglamentos cuando el Concilio General no está en sesión.

Trask señaló que los cuatro principales oficiales elegidos en 1993 —su padre, el Asistente Superintendente General Charles Crabtree, el Secretario General George O. Wood y el Tesorero General James K. Bridges— entraron en el cargo como resultado de las nominaciones de la asamblea. El grupo sirvió junto por 14 años, el mandato más largo en la historia de la fraternidad. Trask, quien fue presbítero general durante una década, dijo que ningún ministro ordenado debe ser pasado por alto como candidato.

El Superintendente de la Red del Ministerio de Nueva York y Presbítero Ejecutivo Duane P. Durst, quien sirvió en el comité de estudio para remodelar el papel del asistente superintendente, explicó que la redefinida estructura habría permitido a un representante comunitario una perspectiva diferente en el liderazgo. El concepto consideraba que el ejecutivo no residencial podía continuar en un pastorado activo mientras servía simultáneamente como representante nacional.

Greg Perkins de Springfield, Missouri, habló sobre la importancia de tener un asistente superintendente general a tiempo completo que supervise administrativamente los departamentos y las divisiones.

La resolución para redefinir el papel de asistente superintendente general como oficial ejecutivo no residente fracasó por una votación de 1,301 a 957.

CONTEXTO HISTÓRICO
Históricamente, el rol del asistente superintendente general ha sido en gran medida indefinido, con el titular de la oficina principalmente sirviendo funciones según lo asignado por el superintendente general.

El puesto, originalmente llamado asistente del presidente, surgió en 1923, nueve años después de la fundación de la fraternidad. El título cambió a asistente superintendente general en 1927 y permaneció así hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Pero durante los siguientes 20 años, cuatro asistentes superintendentes generales sirvieron simultáneamente. Una resolución aprobada en 1945 detallaba que debido a las crecientes responsabilidades de los ejecutivos, se "había vuelto físicamente imposible para ellos satisfacer las demandas de sus ministerios, y las constantes solicitudes para el campo ministerial requería que estuvieran ausentes de la oficina hasta tal punto que los convertía en desconocidos de los asuntos actuales de la sede."

El cuarteto electo, cada uno supervisando varios ministerios nacionales, sirvió "sin cartera para funcionar dentro de un grupo armonioso bajo la dirección del superintendente general." La denominación añadió un quinto asistente superintendente general de 1965 a 1971.

Después de mucha discusión, en 1971 el puesto volvió a ser el de un asistente solitario "que servirá sin cartera." Se mantuvo así por los últimos 48 años.

Related Articles