Todos valen un precio

Todos valen un precio

Don't miss any stories. Follow AG News!



El hombre atemorizado no abrió su puerta cuando el padre y los tíos de Leroy Wyre tocaron su puerta.

Los miembros de la familia afroamericana de Wyre buscaban permiso para cazar en la granja del hombre cerca de Clarkson, Nebraska. Pero la única percepción del hombre blanco sobre los afroamericanos provenía de las imágenes negativas de televisión.

Así que no abrió la puerta.

Hoy, Wyre recuerda cómo la fuerza del amor de Dios derritió los conceptos erróneos y construyó relaciones entre ese hombre y su familia.

Y Wyre ve cómo desde mucho tiempo Dios lo preparó para el ministerio a través de sus experiencias multiétnicas.

Durante 15 años, Wyre ha sido pastor de la Primera Asamblea de Dios en Scottsbluff, una ciudad de 14,700 habitantes en el oeste de Nebraska que es 83 por ciento blanca y sólo 3 por ciento negra. Él y su esposa, Michelle, tienen dos hijos, Caleb y Moriah.

El padre de Wyre, Freler, creció en una zona racialmente violenta del Sur y contaba que no se le permitía viajar en los autobuses que llevaban a los niños blancos a la escuela. De hecho, los niños blancos que veían caminar a los niños negros hacia la escuela gritaban insultos raciales desde las ventanas del autobús.

Al darse cuenta de que las opciones de trabajo no iban más allá de ser conserje o de recoger algodón, Freler dejó su casa de Louisiana y se mudó a Texas a los 17 años. Se unió a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y conoció a su futura esposa, Ricarda, mientras estaba con la Fuerza Aérea en las Filipinas. Freler comenzó a enseñar a Leroy valores importantes a una muy temprana edad.

Wyre recuerda, "Empezó a inculcarme que podía lograr cualquier cosa que quisiera si trabajaba y si era una persona responsable."

Freler se jubiló después de 21 años en el ejército y se estableció en Clarkson, una zona en la que había cazado durante años. Convirtió una escuela abandonada en un hogar. Ninguna otra persona negra vivía en un radio de 100 millas de la comunidad de 650 residentes cuando los Wyres llegaron en 1976.

Sin embargo, el amistoso y gracioso Leroy rápidamente ganó amigos. Después de que su mejor amigo adolescente muriera en un accidente, el abuelo del chico empezó a visitar el hogar de Wyre. El hombre confió en su temor de no abrir la puerta a los parientes de Wyre desde muchos años antes.

"Poco tiempo después, venía a nuestra casa, cenaba regularmente y disfrutaba de la compañía de mis padres," dice Wyre. "Pasó de tener miedo de los negros a ser parte de nuestra familia".

Wyre estaba en el último año de secundaria cuando su padre tuvo una cirugía de bypass cuádruple y entregó su vida a Cristo.

"Íbamos en la camioneta y él escuchaba música cristiana y me hablaba de Jesús," recuerda Wyre. "No lo soportaba."

Wyre encontró un trabajo en Electric Fixture & Supply en Norfolk, Nebraska, donde se resistía a las invitaciones a la iglesia.

Mientras tanto, Wyre se enteró de que una joven con la que había tenido una relación había quedado embarazada y había abortado a su hijo.

"Pensé que Dios me odiaba y nunca podría amarme," dice Wyre. "Así que viví mi vida a pleno rendimiento porque sabía que cuando muriera iría al infierno."

Pero las invitaciones a la iglesia siguieron llegando. Wyre eventualmente cedió y comenzó a asistir a un grupo cristiano de solteros adultos. Una noche, abrió una Biblia que su padre le había dado ocho años antes. Wyre leyó Isaías 1:18: "Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos." Dice que sintió que el Señor le decía que podía ser perdonado por todo lo que había hecho en el pasado.

Wyre dice, "En ese mismo momento, me arrodillé en mi habitación y le pedí a Cristo que me perdonara y me salvara." "Cuando terminé esa oración, supe que algo en mi interior había cambiado."

Bajo la dirección de Dios, Wyre fue a la Primera Asamblea de Dios, ahora la Asamblea de Dios de Victory Road en Norfolk. El pastor Mark D. Rose pronto involucró a Wyre en la enseñanza de una clase para adolescentes en la escuela dominical. Aunque para entonces Wyre trabajaba para el Departamento de Carreteras de Nebraska — donde formaba parte de comités de comunicaciones y resolución de conflictos — algunos amigos de la iglesia se preguntaban en voz alta si tenía un llamado ministerial.

Wyre conoció a Michelle en una fiesta de patinaje. Se casaron en 1993. Wyre sabía que sentía que Dios lo llamaba para ser pastor, pero lo ignoró. Finalmente un domingo por la noche, él
confesó que había estado huyendo y buscó el perdón de su esposa, el pastor y la congregación. Luego predicó un mensaje dirigido por el Espíritu Santo.

"La gente empezó a venir al frente y a arrepentirse y a llorar," dice Wyre.

Después de que Leroy obtuviera sus credenciales ministeriales, los Wyres se trasladaron a Scottsbluff en el 2005, donde se convirtió en pastor principal.

La miembro de la junta directiva, Mary Ann Shockley, elogia el ministerio de Wyre y su alcance comunitario.

"Es un buen pastor," dice Shockley. "Siempre está ahí cuando lo necesitamos. Hace que todos se sientan bienvenidos, incluidos y amados".

Wyre reconoce el precio que Cristo pagó para salvar almas. Cuando se encuentra con otros piensa en Minnie Pearl, la comediante conocida del condado por usar sombreros con etiquetas de precio colgantes.

"Miro a cada persona y veo una etiqueta de precio colgando de su frente que dice 'la sangre de Jesús'." Wyre dice. "Ellos valen la sangre de Jesús y es mi tarea llegar a ellos."

Wyre ciertamente ha enfrentado algunos prejuicios a lo largo de los años, pero cree que la mayoría de los residentes de Scottsbluff comenzaron a aceptar diferentes razas antes de que su familia se mudara allí. Wyre se inspira en el apóstol Pablo que escribió gran parte del Nuevo Testamento. Sin embargo, antes de su conversión, Pablo persiguió a los cristianos. Wyre tiene la esperanza de ser testigo de las oportunidades de convertir a la gente que no piensan o no se parecen a él.

"Tal vez una persona realmente prejuiciosa podría ser utilizada por Dios para difundir el evangelio de una manera poderosa," dice Wyre.

Related Articles