Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

Dejando atrás una década de drogas

Dejando atrás una década de drogas

Don't miss any stories. Follow AG News!



A los 13 años, Nicolas Kahleel Lamar Davis ya había iniciado un estilo de vida de adicción a las drogas que derivó en depresión. Enfrentado cara a cara con una sentencia de cárcel ocho años después, Davis recibió la opción de cambiar el tiempo tras las rejas por la oportunidad de reconstruir su vida en Desafío Juvenil Arizona. Allí encontró la redención de Dios y ahora forma parte del personal del Centro de Varones de Tucson.

"Jugué con la muerte y no me importaba, pero ahora quiero vivir," dice Davis, de 24 años. "He tenido muchos amigos que murieron o fueron a la cárcel. Siento una abrumadora gratitud de parte de Dios porque eligió sacarme de la oscuridad.”

El nativo de Cleveland, Tennessee, creció con padres cristianos, pero la adicción al opio se apoderó de su adolescencia y le hizo perder un futuro prometedor en el baloncesto de la División 1. El uso de drogas lo condujo a un ausentismo escolar, robo y una serie de problemas personales. Sus relaciones familiares se fracturaron, y Davis estaba dentro y fuera de las cortes juveniles. Dejó la universidad y finalmente perdió la esperanza del futuro.

"Oí a Dios a veces incluso para tomar mi vida porque no vi una salida," recuerda. Davis probó numerosos programas de rehabilitación de drogas y clases de drogas juveniles, pero continuó usándolas.

Pisó fondo y llegó con cargos por heroína y potencialmente varios años de prisión. Pero se abrió un camino hacia la redención cuando un juez perdonó su sentencia a cambio de que Davis accediera a ir al Centro de Varones de Tucson para el programa de recuperación de 13 meses. Ahí Davis pasó horas en oración y estudio bíblico, aferrándose especialmente a Isaías 55:7-8 y Salmo 120:1 — versículos de corrección y esperanza.

“Los primeros meses, todavía tenía dudas de que pudiera cambiar,” dice. "Sabía bien por equivocación, pero aún así era como si estuviera leyendo la Palabra por primera vez. Mis oraciones se volvieron tan personales y comencé a obtener esta relación inexplicable con Dios. Comencé a cambiar y después de un tiempo, pensé, quizás puedo hacer esto".

Él comenzó a restaurar las relaciones dañadas y regresó a la universidad. Davis hizo tal cambio que los viejos amigos remarcaron que si él pudo limpiarse, ellos también podían hacerlo. Davis ha estado libre de drogas desde el 9 de abril del 2020. Está asistiendo al Colegio Comunitario Pima.

Klayton Forrest Kirkwood, director del Centro de Varones de Tucson, se hizo amigo de Davis durante su programa. Kirkwood, quien más tarde contrató a Davis como director de relaciones públicas, se maravilla de su generoso servicio.

“Nick es un excelente ejemplo de alguien que ha llegado a conocer al Señor de una manera más profunda, y sus acciones de amor exceden sus palabras,” dice Kirkwood, de 33 años, quien también tiene un increíble testimonio de Desafío Juvenil. "Le dice a los estudiantes que le encanta y le importa y que quiere lo mejor para ellos todo el tiempo. Pero si nunca dijera eso, los hombres sabrían que lo hace por sus acciones."

Davis también comparte su testimonio en las iglesias locales y ofrece ayuda a aquellos en las calles, de una eterna gratitud por la misericordia de Dios en su vida y una esperanza sincera para que otros descubran esa libertad.

El Desafío Juvenil y de Adultos es un departamento de las Misiones de los EU.

 

[Ruta de PhotoGallery= "/sitecore/Media Library/PENews/Photo Galleries/Nick Davis"]

Related Articles