En terreno del reino

En terreno del reino

Don't miss any stories. Follow AG News!



El domingo de Pentecostés, Joseph M. Lear preguntó si alguien en la congregación podía orar El Padre Nuestro en otro idioma.

Las casi 75 personas que estaban en la iglesia Resurrección de las Asamblea de Dios en la Ciudad Iowa oraron esa mañana en 13 idiomas diferentes.

Lear, el pastor principal de la iglesia, dice que momentos como este entre la congregación multiétnica reflejan la diversidad de la comunidad donde se encuentra la iglesia.

"Eso habla de la gran cantidad de idiomas que estan representados de domingo a domingo," el dice.

La Ciudad Iowa es increíblemente diversa para ser una ciudad del medio oeste con 76,000 habitantes, dice Lear. Tiene grandes comunidades latinas, africanas y asiáticas. Un puñado de agencias de reubicación para refugiados traslada a muchos de los que huyen del conflicto en África central y oriental, y la Universidad de Iowa atrae a cientos de estudiantes internacionales.

Lear — hijo de los misioneros mundiales de las Asambleas de Dios, Joseph y Alice Lear, que sirvieron en Burkina Faso y África Occidental — dice que la iglesia por mucho tiempo ha reflejado lo que es la comunidad a su alrededor. Desde que fue nombrado por la Red Ministerial de Iowa para dirigir la congregación en 2016, Lear dice que ha dejado en claro que la iglesia no es una "iglesia blanca donde asisten personas negras y marrones." Más bien, es una comunidad que enfatiza y celebra la diversidad del reino de Dios.

"Digo desde el púlpito que debemos pensar en la iglesia como una embajada del reino de Dios," dice Lear. “En el momento en que entras por las puertas, estás en terreno del reino, y estás en el mismo reino cuando adorabas en una iglesia en Kinshasa (República Democrática del Congo), o Lome (Togo), o Ouagadougou (Burkina Faso)."

La iglesia tiene la intención de utilizar prácticas unificadoras que lleguen a todas las culturas, como orar El Padre Nuestro y servir la Santa Cena todos los domingos. Quien ora durante el servicio está invitado a hablar en su propio idioma. Susurrar en los bancos es común y es recomendable a medida que las personas traducen el sermón a otros, dice.

Lear y el pastor asociado Abby Anderson también hacen visitas frecuentes al hogar. Así ministran a nivel individual a los miembros de la congregación, incluidos algunos que no se sienten tan cómodos asistiendo a reuniones de grupos pequeños en los hogares.

"La hospitalidad está en el centro de todo lo que hacemos," dice Anderson. "Así es como construimos comunidad a pesar de los muros que podrían dividirnos."

Las personas de la iglesia acompañan a los que van a las entrevistas de asilo o ciudadanía para apoyarlos y orar por ellos. La congregación también trabaja para ayudar a aquellos que luchan por encontrar vivienda, pagar el alquiler o pagar las facturas de electricidad.

Ubicada en el lado sur de la Ciudad Iowa, la Asamblea Resurrección se encuentra en un área con muchas viviendas de bajos ingresos y muchos estudiantes que reciben almuerzos escolares gratuitos o reducidos. Anderson, quien dirige los ministerios de niños y jóvenes de la iglesia con su esposo, Kyle, trabaja para construir una comunidad entre los adolescentes de la iglesia invitando a los que viven en el vecindario a desayunar todos los días de la semana antes de irse a la escuela. Durante ese tiempo, los estudiantes aprenden verdades bíblicas y oran unos por los otros. La iglesia también sirve desayuno los domingos y una comida los miércoles por la noche.

Lear y Anderson le dan crédito al Espíritu Santo por el reciente crecimiento de la iglesia. En los últimos tres años, la congregación ha crecido de aproximadamente 20 a más de 75.

Related Articles