Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

Alcanzando a San Antonio 78207

Alcanzando a San Antonio 78207

Don't miss any stories. Follow AG News!



A diferencia de otras áreas del centro de la ciudad de San Antonio, donde la pobreza se enfrenta al aburguesamiento, el área del oeste no contiene riqueza alguna. Es el hogar de los pobres y trabajadores pobres; el 58 por ciento no tiene un diploma de secundaria o por lo menos un noveno grado de educación.

Entre la salida de la calle Frio y Martin de la interestatal 10, el código postal 78207 también tiene la mayor tasa de crímenes más violentos de la ciudad. El hambre, embarazo adolescente, tasas de consumo de drogas ilegales aumentan. Muchos de sus niños son descuidados o abusados sexualmente. Los abuelos crían a sus nietos de manera rutinaria debido al abandono de los padres, el encarcelamiento o muerte por delitos violentos, o sobredosis de drogas.

La prostitución está en todas partes. Casi todas las mujeres que se venden por sexo fueron víctimas de violación o abuso o rechazo por parte de sus padres a causa del menosprecio. Algunos en el vecindario se sientan afuera de sus casas todo el día y beben alcohol. Los tiroteos y los balazos de un coche son comunes. Los traficantes llevan mochilas de drogas para venderlas en la comunidad.

Este es el barrio a donde Dios llamó a Norma F. Quintero hace 13 años para pastorear el Templo Cristiano, una congregación de las Asambleas de Dios plantada en 1918 por el misionero pioneropentecostal  Henry C. Ball. Después de que el Templo Cristiano se trasladara a su ubicación actual en 1949, su asistencia regular llegó a 900; sus feligreses ministraron en toda la nación.

Cuando Quintero, de 50 años, llegó en el 2007, la congregación tenía 18 — siendo el más joven de 72 años. Con el paso de esa generación, la última diezmadora, Quintero perdió sus ingresos. Su marido, Juan Quintero, un soldador bivocacional con credenciales de pastor de las AD, mantiene a la familia. Ella es una misionera asociada de las Misiones de los EU con los Transformadores y Plantadores de Iglesias.

La pareja vive en la casa pastoral en la propiedad de la iglesia. Hoy, la asistencia típica de los domingos ha subido a 70.

"Hay una mayor respuesta cuando vives entre la comunidad, así que te ven como uno de ellos," dice Quintero. "Nuestros vecinos nos conocen, que estamos aquí, conscientes de lo que estamos haciendo".

Ella ha encontrado que la clave para el ministerio del centro de la ciudad es confiar en Jesús para establecer contactos. Ha sido equipada con entrenamiento de la Fundación Richard y Helen DeVos.

"Gracias a eso, pude ver los activos," dice Quintero. "Antes, mis ojos se centraban en mi necesidad."

La necesidad nunca ha sido mayor en medio de la pandemia del coronavirus. Muchos de los negocios que se asociaron con ella para proporcionar alimentos y otras donaciones especiales se han acabado, al menos temporalmente, sin ayuda alguna. La pausa en el suministro de alimentos a la comunidad ha hecho que la iglesia se transforme en lo que puede hacer.

Aunque esa necesidad es formidable, Quintero ha visto la transformación. Gran parte del grupo juvenil de la iglesia está compuesto por niños que vio crecer en la iglesia. El Templo Cristiano está creciendo; nuevas familias han traído niños y adolescentes. Como Quintero ha promovido la educación para romper el ciclo de la pobreza, siete de los jóvenes del Templo han pasado a la universidad y al colegio, lanzándose en carreras vocacionales.

Aunque ha sido un proceso lento, Quintero ha experimentado un progreso. Ella anima a los niños y jóvenes, afirmando lo que tal vez no escuchen en casa: algún día crecerán y romperán el ciclo de la pobreza.

"Pero recuerda tus raíces y vuelve a ayudar a los demás," les dice.

Jason A. Brooks es el director ejecutivo y el pastor principal de Ministerios AGORA, una organización de las Asambleas de Dios a una milla del Templo Cristiano, también en el barrio de oeste.

"Norma es una increíble mujer de Dios," dice Brooks, un misionero de los EU que sirve con los Transformadores y Plantadores de Iglesias. "Tiene carácter e integridad, y ama a la gente. Necesitamos más gente como Norma."

Related Articles