La restauración un año después

La restauración un año después

Don't miss any stories. Follow AG News!



Cuando la Asamblea de Dios Camino de Fe celebró su primer servicio en un renovado santuario el 7 de junio, la reunión no sólo conmemoró su regreso a casa. Marcó el primer aniversario de una inundación rápida que dañó mucho a la iglesia de LaFollette, Tennessee, que sus miembros pensaron inicialmente que tendría que ser demolida.

Sin tener dinero para las reparaciones porque la iglesia no tenía seguro contra inundaciones, el pastor Steve L. Bruce nunca esperó reunirse en un santuario más moderno y bien equipado muy pronto después del desastre.

Los fondos de renovación incluían 25,000 dólares del fondo de ayuda contra los desastres de las AD, además de una ofrenda especial realizada en el Concilio General del año pasado en Orlando, Florida. Iglesias, negocios y residentes del área, así como individuos de otros estados han donado más de 200.000 dólares.

El pastor dice que los costos hasta ahora han sumado 200,000 dólares. Él estima que se necesitarán otros 50,000 a 75,000 dólares para el mobiliario, electrodomésticos, asientos de clase, otros muebles y jardinería.

"Todo lo que recibimos nos levantó el ánimo," dice Bruce, de 63 años, que siguió a su padre, Carlo, como pastor en el 2001. "No importaba de dónde venía. Nos levantó el ánimo saber que la gente se preocupaba lo suficiente como para ayudar a una iglesia en otro estado."

Uno de los rayos de esperanza que apareció poco después del desastre llegó a través de un correo electrónico del arquitecto retirado Frank Hawk, que representaba al Servicio de Asignatura para las Misiones Domésticas en los Estados Unidos.

"No puedo esperar ayudarte para que vuelvas a tu edificio," Hawk, miembro de la Asamblea de Dios Buenas Nuevas en Pocomoke City, Maryland.

"Fue un gran alivio saber de él," recuerda Bruce. "Las palabras que dijo fueron como alimento para el alma. Usamos los planes de construcción de Frank. Fue de gran ayuda. Habló con los funcionarios de la ciudad y después, dijeron que podíamos volver a construir."

En el nuevo santuario, unas 100 personas asistieron al primer servicio, en el que también participó una persona que recibió a Jesús como Salvador y otras tres que volvieron a dedicar sus vidas a Cristo.

Los líderes de la iglesia esperan tener el área del baptisterio, las aulas, el salón de la comunidad y la cocina terminados para principios de agosto, cuando Camino de Fe celebre su servicio de rededicación.

La experiencia de Camino de Fe le ha enseñado a Bruce que no importa el tipo de contratiempo con el que la gente se enfrente, deben creer verdaderamente en Dios.

"No siempre vas a encontrar ayuda de fuentes externas," dice el pastor. "No siempre podrás depender de los seguros y de las fuentes gubernamentales. Pero Dios siempre estará allí para que puedas depender de Él — y del pueblo de Dios, que siempre sale adelante en tiempos de necesidad."

Related Articles