Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

Roe revocado

Roe revocado

Don't miss any stories. Follow AG News!



En una sentencia muy esperada, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos revocó el 24 de junio la legalidad obligatoria del aborto en todo el país y devolvió el asunto a las legislaturas estatales.

En una decisión mayoritaria de 6-3, la Organización de Salud Femenil Dobbs v. Jackson cuyo autor es el juez Samuel A. Alito, el tribunal dictaminó que no existe un derecho nacional al aborto.

"La Constitución no confiere un derecho al aborto," escribió Alito en su opinión de 78 páginas. "Roe y Casey están invalidados; y la autoridad para regular el aborto regresan a las personas y a sus representantes elegidos."

La decisión llegó después de una filtración sin precedentes el 2 de mayo de de una primera opinión mayoritaria escrita por Alito.

Los jueces Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh, Clarence Thomas, Amy Coney Barrett y el presidente del tribunal John G. Roberts concurrieron a la opinión de Alito de que el derecho al aborto no está profundamente arraigado en la historia o tradición de la nación. Los jueces Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan disintieron juntos, citando decisiones estatales, y expresando su aversión al derrocamiento del antiguo precedente de Roe.

Alito se burló de tal razonamiento, calificando la decisión de Roe de 1973 como un abuso de la autoridad judicial. La adhesión al precedente es apenas un "comando inexorable," declaró.

"Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados," escribió Alito. "La Constitución no hace referencia al aborto, y ningún derecho de este tipo está implícitamente protegido por ninguna disposición constitucional, incluida aquella en la que ahora se apoyan principalmente los defensores de Roe y Casey ahora principalmente depende se —la Cláusula del Debido Proceso de la Decimocuarta Enmienda."

En gran detalle, Alito enumeró las fallas de razonamiento legal de Roe. Señaló que el aborto ha sido un delito en todos los estados durante la mayor parte de los 246 años de la nación.

"Roe estuvo muy mal desde el principio," escribió Alito." "Su razonamiento fue excepcionalmente débil, y la decisión ha tenido consecuencias perjudiciales." Dijo que el Tribunal Supremo usurpó el poder de los estados para abordar una cuestión de profunda importancia moral y social. Roe no fundamentó su decisión en el texto, la historia o los precedentes, dijo Alito.

Alito también criticó la idea de que el tribunal no debería invertir sus precedentes anteriores. Observó que la decisión unánime de Brown v. Board of Education en 1954 repudió la infame doctrina racial de "separados pero iguales" establecida por la sentencia de 8-1 de Plessy v. Ferguson en 1896.

REVIRTIENDO ROE
El caso Dobbs supuso el desafío más importante a la disponibilidad del aborto desde que el Tribunal Supremo de los EU legalizara el procedimiento hace 49 años y medio con la histórica decisión de 7-2 Roe v. Wade — que anuló las leyes que lo habían limitado en 46 estados. Un caso en 1992, Planned Parenthood v. Casey, redujo pero reafirmó Roe.

Hace sólo dos años — antes del nombramiento de Barrett — en una decisión de 5-4 el alto tribunal declaró inconstitucional una ley de Luisiana que exigía a los abortistas tener privilegios de admisión en un hospital regional.

La ley de Misisipi que formó la base de Dobbs v. Jackson prohibió la mayoría de los abortos después de 15 semanas de gestación. Desde Roe, los estados no pueden restringir el aborto antes de la viabilidad del feto, que en 1973 era de unas 28 semanas después de la fecundación, pero que ahora es de unas 23 semanas de embarazo.

Alito señaló que en los primeros 185 años de la nación, los estados tenían derecho a determinar el problema por sí mismos. Él criticó a Roe por conferir un amplio derecho a obtener un aborto a través del "ejercicio de crudo poder judicial" cuando la Constitución es silenciosa en el asunto. Señaló que 30 estados prohibían el aborto en todas las fases antes de Roe.

Roe impuso una prueba de viabilidad trimestral para el aborto. Casey sustituyó a una nueva regulación que prohíbe a los estados imponer una "carga indebida" en el derecho de aborto de una mujer.

En sus argumentos ante el tribunal el pasado diciembre, el Procurador General de Misisipí Scott G. Stewart declaró que le gustaría que el Tribunal Supremo limitara el aborto a menos de 15 semanas.

"Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey acechan a nuestro país," proclamó Stewart delante de los jueces." "No tienen base constitucional. Han dañado el proceso democrático. Han envenenado la ley."

Stewart señaló que la Corte Suprema nunca ha reconocido el derecho de terminar una vida humana que no sea Roe.

En el fallo de 6-3 Dobbs, Thomas, Kavanaugh y Roberts escribieron opiniones concurrentes por separado.

Thomas enfatizó que "no hay ninguna garantía de aborto al acecho en la Cláusula del Debido Proceso." Señaló que nada en la sentencia pondrá en duda los precedentes no relacionados con el aborto, como el matrimonio entre personas del mismo sexo. Thomas dijo que se han realizado más de 63 millones de abortos en los Estados Unidos desde "la fabricación de un derecho constitucional al aborto."

Kavanaugh subrayó que el fallo no prohíbe el aborto en todo el país, ya que la sentencia Roe concedía el acceso en todas partes.

"El Tribunal Roe tomó partido a una cuestión moral y política consecuente que este Tribunal no tenía autoridad constitucional para decidir," escribió Kavanaugh. Señaló que 21 estados habían presentado informes de amici relacionados con Dobbs solicitando que el aborto continuara.

Roberts estuvo de acuerdo en que la línea de viabilidad establecida por Roe debe ser descartada. Sin embargo, aunque concurrió a la opinión mayoritaria en Dobbs, se preguntó si las justicias tenían la autoridad para eliminar el derecho de aborto reconocido en Roe.

NUEVAS LEYES ESTATALES
Con tribunales federales que a menudo bloquean o revocan las leyes del Congreso, varias legislaturas estatales durante la presidencia de Obama comenzaron a promulgar medidas para desaparecer en Roe.

Más recientemente, 26 estados solicitaron expresamente a la corte superior que cancelara Roe y Casey. Casi la mitad de los estados de la Unión han aprobado leyes que prohíben la mayoría de los abortos en caso de que se revoque Roe.

Por ejemplo, el gobernador de Oklahoma Kevin Stitt, un adherente de las AD, firmó una legislación en mayo que prohibió casi todos los abortos a partir de la fertilización. Las legislaturas estatales promulgaron el año pasado más restricciones al aborto que en cualquier otro año anterior en la historia de Estados Unidos.

Por el contrario, más de una docena de estados — entre ellos los muy poblados California, Nueva York e Illinois — han promulgado leyes que proporcionan un acceso prácticamente ilimitado al aborto hasta el momento del nacimiento. Además — tras la filtración del borrador del documento — varias empresas, entre ellas Amazon, Apple, Microsoft y Starbucks, anunciaron planes para pagar el viaje de sus empleadas para abortar. Vándalos han dañado más de dos docenas de centros de ayuda al embarazo en todo Estados Unidos desde la filtración.

Según la organización de investigación de derechos de aborto del Instituto Guttmacher, se produjeron 930,160 abortos en los EU en el 2020, a partir de 863,320 en tres años anteriores. Las cifras del 2020 representaban más de uno de cada cinco embarazos en el país.

REACCIÓN
La asesora legal de las AD Kristen K. Waggoner alabó el fallo.

"La decisión del Tribunal Supremo es una gran victoria para los niños no nacidos y sus madres," dijo Waggoner, que se convirtió en enero en la nueva consejera para la Fraternidad, al tiempo que conservaba su papel como consejera general de la Alianza Defendiendo la Libertad. "Las leyes de todo el país pueden ahora afirmar que la vida es un derecho humano y garantizar a las mujeres un mayor acceso al apoyo y los recursos que necesitan y merecen." Los abogados de la ADF, con sede en Scottsdale (Arizona), formaron parte del equipo jurídico de Misisipí en el caso Dobbs .

Waggoner, que ha argumentado ante el Tribunal Supremo de los EU, dijo que la batalla continúa.

"Ahora nos dirigimos a los estados para que garanticen que los niños no nacidos y sus madres estén protegidos de la espantosa realidad del aborto, y que reciban los cuidados y recursos que necesitan para prosperar," dijo Waggoner.

Cindi Boston, vicepresidenta de Heartbeat International, con sede en Columbus (Ohio), la mayor organización mundial del movimiento de ayuda al embarazo, con más de 2,250 centros en los EU y casi 3,100 afiliados en todo el mundo, dijo que el movimiento pro-vida está entrando en una nueva fase.

"El trabajo en Heartbeat International y nuestras afiliados no ha terminado, y de hecho, en muchos sentidos, está empezando," dijo Boston, graduada de la Universidad Evangel. "Las mujeres siguen necesitando una atención y un apoyo compasivos, y nosotros seguimos estando aquí para ofrecer recursos prácticos y opciones de afirmación de la vida en toda nuestra red de ayuda al embarazo, como llevamos haciendo desde hace más de 50 años."

Sheila L. Harper, fundadora del ministerio de recuperación del aborto de las AD SaveOne, con sede en Hendersonville (Tennessee), subrayó igualmente que la decisión no supone el fin del aborto en los EU.

"Aunque revocar a Roe es motivo de celebración, ahora cada estado va a determinar si y en qué grado votarán para realizar genocidio en una clase de personas," dijo Harper, quien señaló que tres capítulos de SaveOne han experimentado terrorismo doméstico desde la filtración del documento. Save One tiene 353 capítulos en 28 países.

Harper predijo que habrá un aumento en el número de abortos químicos, que ya representan más de la mitad de los abortos en la nación. Las píldoras abortivas, concretamente la mifepristona (RU-486) para la primera ronda y el misoprostol para una segunda dosis necesaria, pueden pedirse por Internet.

"No se necesita ningún médico para determinar el grado de gestación de la niña, ni siquiera si hay un embarazo ectópico, lo que hace que este procedimiento sea muy peligroso," dijo Harper. "El trauma es mucho mayor con este tipo de aborto porque la niña está realizando un aborto en el hogar."

Harper se alegra de que haya menos abortos en los EU.

"Pero significará un número mucho mayor de mujeres y hombres que se enfrentan a embarazos no planificados y necesitan ayuda y recursos," dijo Harper. "Oro para que nuestras iglesias sean el faro de luz en sus comunidades para estas personas, a menudo asustadas, que necesitan atención, misericordia, amor y ayuda. La acogida y la adopción tendrán que estar disponibles también en nuestras iglesias".

El Superintendente General de las Asambleas de Dios Doug Clay acordó que los cristianos deben estar preparados para ofrecer alternativas al abortos que confirmen la vida.

"Estoy agradecido a Dios por este día histórico de celebración a la vida," dijo Clay. "No es un día para deleitarse, sino para regocijarse y dar gracias al Señor de la vida. Es un día para continuar con nuestros esfuerzos en la creación de una cultura de vida en las comunidades a las que servimos."

Antes de la sentencia del Tribunal Supremo, Estados Unidos era uno de los únicos siete países que permitían el aborto a petición después de la semana 20 de gestación.

Related Articles