Acelerar la Luz ofrece un carro maltratado a un misionero

Acelerar la Luz ofrece un carro maltratado a un misionero

Don't miss any stories. Follow AG News!



No es de todos los días que Acelerar la Luz (STL, por sus siglas en inglés), el programa juvenil de misiones que proporciona transporte y recursos de comunicación creativa para los misioneros, recibe una solicitud de un vehículo muy viejo, el más destartalado para ayudar a un misionero en su campo. Pero este es el caso de los misioneros Mike y Becky McGee.

En 2010, las guerras intensas del cártel estallaron en México a lo largo de la frontera sur de Texas — la misma zona donde Mike y Becky estaban ministrando.

"Los automóviles ardían en las calles, los autobuses eran quemados en el centro y los camiones estaban siendo volcados y quemados en las carreteras," dice Mike McGee. "Todos los alcaldes abandonaron sus puestos de trabajo. Todos los policías desaparecieron — algunos fueron decapitados, mientras que otros huyeron a diferentes ciudades. El peligro era un 10 en una escala de 1 al 10".

En medio de estas guerras de cárteles, el Espíritu Santo habló claramente a McGee, diciéndole que visite todas las iglesias a lo largo de la frontera para "proporcionarles comida, literatura de Luz para los Perdidos, biblias y para orar y ungirlos con aceite."

McGee y su equipo estaban dispuestos y deseosos de obedecer el liderazgo del Espíritu; sin embargo, un vehículo muy nuevo de STL habría atraído una peligrosa atención hacia ellos.

Para proteger la vida de su familia y equipo, McGee pidió un vehículo muy viejo de STL. Explicó que algo nuevo o más agradable probablemente resultaría en un robo de vehículo de parte del cártel. Por lo tanto, era necesario conseguir el carro más viejo, el más destartalado para reducir ese riesgo.

Cumpliendo su petición, STL les proporcionó a los McGees un Toyota Camry 2000 que le faltaba las cubiertas de llantas, mellado en un lado y simplemente "inútiles" a los ojos naturales.

Puesto que las guerras de cárteles se han enfriado, STL también ha proporcionado a los McGees un Ford Expedition de último modelo. Ellos utilizan este vehículo, además de su remolque STL y su Toyota Camry, para realizar los alcances en numerosas comunidades.

"Acelerar la Luz (STL) ha puesto viento en nuestras velas para completar la construcción de 63 iglesias, tres escuelas de la Biblia, plantar decenas de iglesias y constantemente practicar ministerios de compasión transformativa", dijo McGee. "Esto incluye ministrar a los pobres, huérfanos, ancianos, madres solteras, refugiados de América Central, así como distribuir masivamente sillas de ruedas".

Una parte importante de su ministerio es también proveer cocinas, incluyendo el equipo de cocina, a las escuelas de bajos ingresos. Esto ha abierto puertas para los McGees para ser anfitriones en las asambleas y programas de los colegios evangelísticos donde tienen permiso para compartir el Evangelio. Esto significa que el mensaje del Evangelio es anunciado directamente a los estudiantes, dando lugar a que cientos de estudiantes y profesores acepten a Jesús como su Salvador.

A lo largo de sus 35 años de servicio misionero, Mike y Becky han sido bendecidos con más de $200,000 en herramientas y maquinaria de STL y han visto a más de 100,000 personas tomar la decisión de seguir a Cristo.

"Acelerar la Luz ha sido el activo más indispensable en nuestro ministerio, [y] ha estado a nuestro lado constantemente," dice Mike McGee. "Nadie nunca conduce mi vehículo sin decir '¡Gracias a Dios por Acelerar la Luz!'"

 Cortesía de foto por Mike McGee. El vehículo en la foto es el Ford Expedition 2015 que Acelerar la Luz proveyó. Las cruces representan las iglesias que se han construido. Las manos, corazones y otros símbolos en el remolque representan las campañas de transformación y alcances que han hecho. 


Related Articles