Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

Dando un paso de valentía

Dando un paso de valentía

Don't miss any stories. Follow AG News!



Bart A. Lindsey se sintió bastante satisfecho como pastor ejecutivo de vida familiar en la Primera Asamblea de Dothan en Alabama. Él y su esposa, Lauren, disfrutaban estar rodeados de familiares y amigos de toda la vida, al servicio de la gente de su ciudad natal.

Pero el Señor tenía un nuevo camino para ellos, y Él comenzó a revolver sus corazones para buscar Su dirección.

Bart, de 39 años, y Lauren, de 37 años, se conocieron después de que sus padres se mudaran hace unos 20 años cuando su padre, Homer Moore, comenzó a pastorear la Primera Asamblea en Elba, Alabama. Lauren y su hermano Ryan asistieron a algunos eventos en Dothan First, a una hora de distancia. Lauren y Bart comenzaron a salir y se casaron en el 2003.

Después de su boda, los Lindseys trabajaron como pastores de jóvenes y niños en la Primera Asamblea en Winter Garden, Florida, por cuatro años, luego como pastores de vida familiar en la Iglesia Stone Edge en Macon, Georgia. En el 2013, regresaron a servir en la Primera de Dothan. Con el nacimiento de su tercera hija en el 2017, la pareja decidió que Lauren debería buscar la oportunidad de trabajar desde casa para poder estar con sus hijos más. Esto resultó ser parte del plan del Señor, lo que les permitió la libertad de moverse con mayor facilidad cuando llegara el momento.

A principios del 2019, el Señor comenzó a confirmar de múltiples maneras que la pareja lideraría una iglesia. Una mañana, Lauren compartió con Bart que había soñado con mudarse a Missouri. Él le recordó que quería estar en un clima más cálido que los inviernos de Missouri. Aún así, en las próximas semanas, siguió recordando su sueño.

Una noche de insomnio encontró a Bart en el sitio web de la Red de Multiplicación de Iglesias. Encontró una lista de las 25 principales ciudades para la plantación de iglesias, y la número 15, la Ciudad de Missouri, Texas, llamó su atención. En una búsqueda, descubrió que Missouri era parte del área metropolitana de Houston.

Debido a que la familia de Lauren vivía en San Antonio, la pareja decidió tomar unas vacaciones en Texas. Tomaron unos días para explorar Missouri, mientras que sus tres hijas se quedaron en San Antonio con sus familiares. Antes del viaje, Lauren soñó que estaban en una casa desconocida, orando intencionadamente con un extraño. Después de un par de días, sabían que la creciente ciudad de 75,000 habitantes se convertiría en su nueva ubicación, por lo que decidieron buscar una casa mientras estaban allí. Seguro que, en la última casa, el agente inmobiliario le preguntó a los Lindseys si orarían con ella — al igual que en el sueño de Lauren. Resultó que compraron esa residencia.

Se mudaron a la Ciudad de Missouri en agosto del 2019, con la intención de lanzar la Iglesia Valentía en septiembre del 2020. El COVID-19 y otros retrasos hicieron que el plan se ajustara con la nueva fecha de lanzamiento en septiembre del 2021. Lindsey dice que la respuesta de la comunidad ha sido receptiva, especialmente en los ajustes de las restricciones por el coronavirus, los disturbios políticos y las tensiones raciales.

“Queremos crear un lugar seguro para que las personas procesen sus dudas, luchen con sus miedos y se muden a un lugar donde sean lo suficientemente valientes como para decir sí a la invitación de Dios,” dice Lindsey.

En marzo, los Lindseys se sorprendieron al ser llamados a subir al escenario en la Conferencia Anual CMN, donde recibieron una subvención por un total de $60,000 de Speed the Light, el Ministerio de Damas de las AD, el Desafío Misionero de Niños y Niñas y otras organizaciones de las AD.

“Ver sus reacciones en el escenario no tiene precio," dice John Jay Wilson, director de operaciones de CMN. "Fue genial ver que este regalo se convirtiera en la confirmación de que debían seguir avanzando para plantar la Iglesia Valentía."

"Dios va a pedirnos a cada uno de nosotros que hagamos cosas que nos aterrorizan y que sentimos que carecemos de la capacidad de hacerlo", dice Lindsey. "Sin embargo, los pasos obedientes de la fe siempre serán cumplidos por Su fidelidad."

Related Articles