Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

La provisión de Dios en los tiempos difíciles

10

La provisión de Dios en los tiempos difíciles

Don't miss any stories. Follow AG News!



Todos están luchando. Este ha sido un momento extraordinariamente difícil en nuestro mundo para muchos en los aspectos financieros, físicos, mentales y espirituales.

Como cristianos, podemos sentirnos alentados de que Dios quiere darnos un tipo específico de ayuda en temporadas como éstas. No solo vamos con el flujo de la cultura, sino que fluimos con el viento del Espíritu Santo.

¿Cuál es la postura o actitud que Dios nos da en tiempos difíciles como estos? La Escritura es clara:

"Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio." (2 Timoteo 1:6-7).

Estos versículos tienen tres rasgos más una instrucción que son una guía del cielo sobre dónde podemos ir cuando no sabemos qué más hacer:

1. En temporadas difíciles, Dios nos da un espíritu de poder.
Henrietta Mars dijo una vez, "El cristianismo no agrega una carga a tu vida, es una adición de poder." La Escritura nos dice que "el mismo poder que levanto a Jesús de los muertos ahora vive en nosotros." La palabra utilizada para poder de Dios que obra en la vida del creyente es "dunamis," cuya raíz es la palabra dinamita. Este es un poder extraordinario.

Como ha dicho mi amigo Andrés: "Es inconcebible pensar que el mismo poder que resucitó a Jesús de entre los muertos venga a nuestra vida y no haga nada."

Asi que, cuándo los tiempos son oscuros y difíciles, adivina en quién puedes contar? El poder de Dios obrando en ti, ayudándote a ser firme en Su verdad cuando no sabes si tienes suficiente poder por tu cuenta.

¿Cuándo nos da Dios este poder? ¿Con antelación? Justo cuando lo necesitamos. Él nos da suficiente gracia para los desafíos y preocupaciones de cada nuevo día en el momento en que lo necesitamos, mientras confiamos en Él y permanecemos cerca de Él.

¿Cómo nos apropiamos del poder de Dios cuando lo necesitamos? Lee las Escrituras, ora y pide a Dios por Su ayuda y confía en que Él nos llevará cuando no podamos llevarnos a nosotros mismos.

2. En temporadas difíciles, Dios nos da un espíritu de amor.
Cuando el mundo que nos rodea se enloquece, ¿qué nos llama Dios a hacer y quién quiere que seamos? La Escritura es clara. No se trata de convertirse de repente en una persona que siempre está enfadada porque "eso no produce la justicia que Dios desea" (Santiago 1: 12).

En temporadas difíciles, Dios nos llama a lo mismo que Él siempre nos ha llamado: a ser firmes en Su verdad y amor.

El mundo necesita ver la verdad y el amor de Dios ahora más que nunca. En ocasiones como estas, cuando todo el mundo está cansando y frustrado, la gente necesita que brillemos el amor de Cristo que no está basado en las circunstancias.

Cuando uno es tentado a responder o publicar en ira, Dios nos ayudará y nos utilizará para amar. Y el mundo cambiará, a medida que amemos a una persona cada vez, mientras caminamos en la verdad de Dios.

3. En tiempos difíciles, Dios nos da una mente sana.

Si alguna vez hemos necesitado que Dios nos dé una "mente sana" es ahora, cuando se vierten tantas narrativas y mentiras sobre todos los ámbitos de la cultura. Cuando parece que la justicia no viene. Cuando se siente que no podemos hacer nada sobre los problemas en nuestro mundo, Dios puede y nos dará una mente sana.

¿Cómo podemos tener una mente sana, cuando sentimos que nuestra mente se acelera? Abrimos la Palabra de Dios. Escuchamos la predicación de la Palabra de Dios en nuestra iglesia local. Nos suscribimos a contenidos centrados en la Biblia en la web o a través de podcasts. Mientras consumimos la Palabra de Dios, encontraremos el cumplimiento, la esperanza, alegría y paz en Dios en lugar de aburrirnos por las preocupaciones del mundo. Oramos y pedimos a Dios que calme nuestra mente y nos dé su paz, incluso cuando nuestras circunstancias no parecen permitírnoslo. Promete darnos esto, pero necesitamos permanecer conectados y cerca de él para recibirlo.

4. Instrucción: En temporadas difíciles, afianza estos rasgos y aviva el fuego dentro de ti.

2 Timoteo 1:6-7 enumera tres rasgos, pero se abren con instrucciones de cómo apropiarse de los dones que Dios quiere darnos. ¿Cuáles son los dones que Dios quiere darnos en los momentos difíciles? Poder, amor y una mente apta.

¿Cómo los conseguimos? Del mismo modo que encendemos una gran hoguera para cocinar, calentarnos y alumbrarnos en la oscuridad: avivamos la llama.

¿Cómo podemos prácticamente "avivar la llama" del poder, amor y mente apta dentro de nosotros en tiempos difíciles? Necesitamos estar conectados con Jesús recordando el evangelio, a través de la meditación en la Palabra de Dios, la oración y experimentando la presencia de Dios. Ore y pida por su comodidad, gracia, bendición y fuerza en cada nuevo día. Nunca fallará para satisfacer tus necesidades.

El poder avivado, el amor y una mente apta surge cuando estamos con aquellos que aman a Jesús y son devotos con esa pasión que tienen por el Señor. Aviva la llama al inspirar y encender tu esperanza, paz, fe y amor.

Dios hará esto en ti cuando lo necesites. El ha prometido. Pero también nos llama para avivar el fuego, así que asegúrate de hacerlo, y experimentarás la gracia de Dios en tu tiempo de necesidad.

__________

Matt Brown (@evangelistmatt) es autor, evangelista y fundador de Think Eternity.

Related Articles