Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad para proveerte una mejor experiencia en línea.
Revisar

Audiencias cautivas

Iglesia innovadora ayuda a las congregaciones de las AD a conectarse exclusivamente en línea para alcanzar a otros.
Los esfuerzos encaminados a aplanar la nueva curva de infección por el coronavirus han llevado a las iglesias de todo el mundo a dejar de reunirse en los edificios. La Primera Asamblea del Norte de Little Rock en Arkansas se había preparado durante mucho tiempo para un momento como este.

Parker Loy, el pastor virtual de la Primera Asamblea del NLR y el hijo del pastor principal Rod Loy, ya supervisaba la presencia en la red de la iglesia que tiene 11 localidades físicas. Además, Parker Loy y su asistente, JT Espejo, habían enseñado a otras iglesias a cómo usar la tecnología disponible para alcanzar a los que están más allá de sus paredes el domingo por la mañana.

Loy sigue convencido de que, sin importar el tamaño de una iglesia, la red puede utilizarse para llegar a quienes están dentro y fuera del rebaño existente. "El teléfono inteligente de cualquier persona puede transmitir y ver sermones a través de plataformas como Facebook y YouTube," dice.

Las redes sociales ya conectan a 2.65 billones de los 7.8 billones de personas en el planeta. Usando las redes sociales como Twitter e Instagram, cualquiera puede compartir enlaces a los servicios de adoración de una iglesia, incluso durante el tiempo de refugio familiar, ya sea que el pastor y el equipo de adoración permanezcan en casa o estén en el escenario de un auditorio vacío.

Una iglesia ni siquiera necesita sacar anuncios para difundir la Palabra. Loy alienta a los feligreses a usar sus redes para compartir enlaces con sus amigos. Aún mejor, todo es gratis.

Reunirse en todas partes ahora significa desplazarnos a los sitios web, "Realmente parece que durante mucho tiempo, el Señor nos ha estado preparando para esta temporada en nuestra capacidad de ayudar a las iglesias en un momento crítico para conectarse," dice Loy. "Nuestra gran esperanza era que las iglesias entraran en línea, y ahora todos estamos obligados a hacerlo."

En la Primera Asamblea de NLR, "Realmente, toda la iglesia está en nuestro equipo porque todos estamos en línea en este momento," dice.

A fines de marzo, cuando las jurisdicciones gubernamentales de todo el país anunciaron confinamientos obligatorios, prohibiendo las reuniones fuera de los hogares de más de 10 personas, Loy había respondido a las consultas de más de 30 iglesias sobre el desplazamiento de sus ministerios en línea. "Ya teníamos respuestas a las preguntas que tenían," dice, y agrega que muchas consultas consideraban la transmisión en vivo.

El año pasado, la audiencia en línea de la Primera Asamblea de NLR se situó en un promedió de 35,000. Luego vino COVID-19. La audiencia se ha disparado hasta 75,000.

"Como iglesia, tenemos que aprovechar que los creyentes y los no creyentes están en Internet," dice Espejo. "¿Cómo vamos a alcanzar a nuevas personas con el contenido que estamos creando?"

Las preocupaciones antes del virus de que la iglesia en línea haría que las personas dejaran de acudir a los servicios en persona han sido desplazadas.

"Antes del coronavirus, la iglesia necesitaba estar en línea y en persona," dice Loy. "Pero lo que estamos viendo es que Dios continúa moviéndose," a pesar de que la iglesia ahora se reúne estrictamente en línea.

Durante el tiempo de refugiarnos en el hogar, "la gente está en las redes sociales masivamente porque no tienen nada más que hacer," dice Espejo. La plataforma de redes sociales de la iglesia apunta a la verdad bíblica. El 24 de marzo, por ejemplo, usando Instagram y Facebook interactivamente, la Primera Asamblea del NLR generó respuestas a preguntas como ¿Cuál es tu personaje favorito en la Biblia?

¿Cuál es la lección más importante que la Primera Asamblea del NLR ha aprendido sobre la iglesia en línea?

“Antes del coronavirus, nos preguntábamos, ¿Cómo facilitamos conexiones significativas en línea?" Espejo dice. "No se trata solo de mirar un servicio."

COVID-19 ha estimulado a la Primera Asamblea de NLR a preguntar cómo puede usar las redes sociales y las vías en línea para conectar a la gente que no pueden salir de sus hogares. Espejo no solo está pensando en la crisis actual.

"¿Cómo creamos sistemas que van a durar aún cuando las iglesias están funcionando en forma personal?" Espejo pregunta.

El equipo ha identificado parte de la respuesta: involucramiento. Si bien el número de espectadores puede ser alto, si no hay interacción, Loy dice que no se está satisfaciendo realmente las necesidades sentidas.

Loy quiere asegurarse de que los observadores estén comentando, compartiendo, pidiendo oración, teniendo conversaciones, suscribiéndose al canal y uniéndose a grupos en línea.

"Queremos construir relaciones con las personas," dice Loy. "No queremos ser solo un programa de televisión." Señala que durante los últimos servicios dominicales en la noche, los televidentes habían reportado sanidades, mientras que las personas habían sido bautizadas en el Espíritu Santo en línea dentro de las salas de chat.

La conexión en línea no es solo para los principales servicios dominicales. La iglesia está usando grupos en Facebook para clases y ministerios. Un grupo de Facebook, por ejemplo, se conecta con las redes de voluntarios de la iglesia. El director del ministerio "Soul Café" de la iglesia movió su enseñanza semanal de las Escrituras versículo por versículo a Facebook Live. El director monitorea el chat para responder preguntas.

Las personas mayores entre 60 y 95 se reúnen los domingos en una "clase de conexión" y nuevamente por la noche. En lugar de usar una cámara en vivo, la maestra visitó el estudio de la iglesia donde Espejo filmó su sermón de 40 minutos. Aunque solo una docena de su clase usa Facebook, otros 75 vieron el mensaje. El ministerio juvenil y de jóvenes adultos tiene su propio grupo en línea. El servicio del miércoles por la noche de la semana pasada fue transmitido en Facebook Live.

Loy cree que esta pandemia marca un momento como el de Ester para la iglesia.

"Si el mundo necesita algo ahora, es paz y esperanza, y tenemos a la Persona que lo proporciona," dice Loy. "La gente más que nunca está buscando, y no pueden encontrarla en ningún otro lugar."

"Nos está empujando a pensar en nuevas formas creativas," dice Espejo. "Es un momento triste para la iglesia, pero también es un momento emocionante para la iglesia."

Loy no teme que la iglesia en línea no se vuelva a conectar una vez que se levanten las órdenes de quedarse en casa.

"Hemos conocido a varias personas que ahora vienen a nuestra iglesia y que tuvieron su primera presentación cristiana en línea," dice. "El Señor los salvó a través del Internet, y no pudieron evitar ser parte de la familia real de la iglesia en persona."

 

[PhotoGallery path = "/sitecore/Media Library/PENews/Photo Galleries/Mattie Ruth"]



Foto principal: El pastor principal de la Primera Asamblea del NLR, Rod Loy, predica en un santuario vacío para ofrecer un sermón en línea.

 

Foto inferior: Mattie Ruth Tipton graba un sermón para ser visto en Facebook.

Deann Alford

Deann Alford es periodista y autora. Asiste a Glad Tidings of Austin, una congregación de las Asambleas de Dios en la capital de Texas.